Australia

Bandera de AustraliaViajar a Australia es una experiencia emocionante y única. Para desplazarte dentro del país, hay varias opciones de transporte disponibles.

Avión: Si viajas desde otro continente, lo más común es llegar en avión. Australia cuenta con varios aeropuertos internacionales, siendo los más importantes el Aeropuerto de Sídney, el Aeropuerto de Melbourne y el Aeropuerto de Brisbane. Una vez en Australia, también puedes utilizar vuelos domésticos para moverte entre ciudades y regiones.

Tren: Australia tiene una red ferroviaria limitada, pero hay algunas rutas escénicas populares, como el famoso Indian Pacific que atraviesa el continente de este a oeste, o el The Ghan que conecta el sur con el norte del país. Estos trenes ofrecen una experiencia única para admirar el paisaje australiano.

Autobús: El transporte en autobús es una opción económica para moverse dentro de las ciudades y entre diferentes regiones. Hay varias compañías de autobuses que operan en todo el país y ofrecen servicios regulares.

Coche de alquiler: Si prefieres tener más libertad y flexibilidad, puedes alquilar un coche. Australia cuenta con una amplia red de carreteras bien mantenidas y muchas atracciones turísticas son accesibles en coche. Recuerda que en Australia se conduce por el lado izquierdo de la carretera.

Australia

En cuanto a los lugares para visitar, Australia ofrece una gran diversidad de destinos interesantes. Algunos de los puntos destacados incluyen:

– Sídney: La ciudad más grande de Australia, famosa por su icónica Ópera de Sídney y el Puente del Puerto. También puedes disfrutar de sus hermosas playas, como Bondi Beach, y explorar el animado centro urbano.

– Melbourne: Conocida por su ambiente cosmopolita, Melbourne es famosa por su cultura del café, sus galerías de arte, sus jardines botánicos y su vibrante escena musical y de eventos.

– Gran Barrera de Coral: Situada en la costa noreste de Australia, es el mayor sistema de arrecifes de coral del mundo y un paraíso para los amantes del buceo y el snorkel.

– Uluru (Ayers Rock): Un imponente monolito de arenisca roja en el corazón de Australia, considerado un lugar sagrado por los aborígenes. Es uno de los principales íconos del país.

– Great Ocean Road: Una espectacular carretera costera que se extiende a lo largo de la costa sur de Australia, ofreciendo impresionantes vistas del océano y formaciones rocosas famosas como los Doce Apóstoles.

– Cairns y la selva tropical de Daintree: Ubicados en el estado de Queensland, Cairns es un punto de partida común para explorar la Gran Barrera de Coral y la selva tropical de Daintree, una de las más antiguas del mundo.

En cuanto al clima, Australia es tan vasta que presenta una variedad de climas. En general, las estaciones están al revés en comparación con el hemisferio norte. El verano es de diciembre a febrero, mientras que el invierno es de junio a agosto. Las condiciones climáticas pueden variar desde el clima tropical en el norte hasta un clima más templado en el sur. Es importante investigar y prepararse para el clima específico de las regiones que planeas visitar.

Recuerda que es importante planificar tu viaje con anticipación, obtener los visados necesarios y respetar las regulaciones y leyes locales. Australia es un país enorme con una gran cantidad de atracciones para explorar, por lo que es recomendable dedicar suficiente tiempo para disfrutar plenamente de tu visita.

Albergues en toda Australia

  Booking.com Search FlightsImage